Nuestra filosofía

Cómo nace Scrumízate?

Scrumízate nace de la idea de publicar un conjunto de artículos y materiales preparados para la asignatura de Gestión de proyectos y metodologías agile impartida en el Máster de UIUX en ESDI. Publicaremos artículos relacionados con la metodología Scrum y su implantación en distintos departamentos de una empresa. No sólo vemos el Scrum como una metodología sino como una filosofía de vida aplicable en cualquier ámbito, siempre que se requiera un trabajo ordenado y sujeto a cambios. Como venimos del mundo de desarrollo de software también publicaremos artículos sobre programación, integración continua, TDD... 

Scrum no soluciona tus problemas, los hace visibles, cuando son visibles puedes trabajar para mejorarlos. No por decir que trabajas con Scrum todo irá bién, dependerá del equipo y de su grado de implicación, tanto con la metodolgía como con el proyecto. Tener un buen equipo, multidisciplinar, compensado y motivado son las claves para llegar al éxito en cualquier objetivo al que nos enfrentemos. Scrum nos ayudará a potenciar las cualidades de nuestro equipo y a mejorar de forma contínua para una mayor productividad.

Un equipo no es rápido o lento, cada equipo tiene su velocidad de trabajo. Mide esta velocidad, analízala y podrás mejorar. Es muy común oír frases como Van lentos! Hay mucho retraso! No se están cumpliendo los planes! Todas estas frases muchas veces son excusas para tapar otros problemas, aplicando Scrum en los distintos departamentos podrás hacer visible el trabajo de todos los equipos y de este modo mejorar los puntos débiles y potenciar los fuertes. Des de Scrumízate intentaremos ayudarte en esta tarea de implantación de la metodología.

Método agile

Agile es una forma de obtener mejores resultados basada en conseguir mejores resultados a partir de la relación con el cliente, el feedback rápido sobre el producto final mediante su uso y la mejora contínua para aumentar la productividad por parte del equipo. En el mundo del software es conocida la regla del 80/20, el 80% del valor reside en el 20% de sus funcionalidades, se trata pues, de hacer primero este 20%. La priorización de los objectivos del backlog mediante historias de usuario permite que el equipo trabaje en aquello que realmente es importante, de una forma conjunta y coordinada, con pequeñas entregas y escuchando contínuamente la opinión del cliente o usuario.

Extreme programing

Los cambios en los requisitos son una parte inherente al desarrollo de software. El extreme programing como metodología de trabajo permite una rápida adaptación a estos cambios de requisitos, pudiendo dar respuesta a ellos más rápido y con menos sufrimiento. Mantener el código simple, refactorizar cuando no es así, permite seguir adelante en un proyecto a medida que las necesidades van cambiando, el código debe ser siempre leíble, es la mejor forma de comunicación entre developers. La cobertura del código mediante tests automatizados y la integración contínua para su puesta en producción son básicos para poder probar rápidamente con usuarios reales los desarrollos hechos por el equipo.

Tus metas para el futuro

Lograr tus metas y vencer los obstáculos internos y externos que nos encontramos en el camino debería ser una de las prioridades de nuestras vidas. Para nosotros lo es. La falta de conocimientos, habilidades, motivación, autoestima... Todo es superable, debemos eliminar nuestro miedo al fracaso, mejorar nuestra autoestima y estar convencidos que querer es poder. El trabajo y la constancia son las mejores compañeras para nuestro viaje, para nuestro estilo de vida. Un primer paso es reconocer que gran parte de lo que nos sucede es resultado de nuestras decisiones y conductas. Todos somos humanos, nos podemos y debemos equivocar. Reconocer los errores y analizarlos es clave para mejorar.