La mejora continua, factor fundamental para cualquier equipo

La mejora continua, factor fundamental para cualquier equipo

La mejora continua es un factor fundamental para cualquier equipo de trabajo agile. El origen del concepto viene del japonés y se conoce como "kai-zen": cambio bueno. En el proceso de cambio y mejora ininterrumpido el equipo debe buscar como incrementar la productividad, para ello será necesario detectar y eliminar los impedimientos.

Para poder aumentar de forma progresiva la productividad, el equipo debe tener las herramientas para poder identificar y eliminar sistemáticamente los impedimentos. Entendemos como impedimento a cualquier situación que disminuya esta productividad. Scrum nos ofrece, mediante la reunión retrospectiva, la herramienta para detectar estos problemas y hablar de una forma más tranquila y distante que durante el día a día. En esta reunión cada integrante del equipo debe responder a las siguientes preguntas: Por qué eso fue así? Por qué se nos escapó aquello? Que podría hacernos ser más rápidos? Como ha funcionado la mejora introducida?

Cerramos el círculo, primero planificamos el sprint, ejecutamos las tareas planificadas y hacemos el seguimiento con las dailies. Una vez terminado el sprint, mediante la retrospective, comprobamos el trabajo hecho y se decide introducir una mejora para incrementar la productividad en el siguiente sprint, para volver a planificar. El mismo círculo con el que se recibe el feedback del cliente el equipo también tiene el espacio para su reflexión. Aplicar los cambios que se deciden en la reunión retrospectiva permiten hacer feliz a los integrantes del equipo, al menos temporalmente. El Scrum se centra en coger perqueños gestos, que pueden tener un gran impacto, para introducirlos de forma sitemática en el camino hacia el éxito. Los estudios demuestran que la felicidad precede a importantes resultados e indicadores de prosperidad.

Cuando un equipo entra en la dinámica de la mejora continua, pasado un tiempo es probable que entre en la burbuja de la felicidad. Normalmente ocurre cuando un equipo ha conseguido un gran éxito o ha aumentado considerablemente su productividad. Se han autorganizado y se sienten orgulloso de su proceso.  En este momento puede entrar la complaciencia. Escuchar frases como Vaya! Cuánto hemos mejorado, ya no necesitamos mejorar más! Nos merecemos darnos un descaso, nos lo hemos ganado! son indicadores de alerta que nos deben hacer reaccionar.

Quieres empezar a trabajar en la mejora de la productividad? Si se sigue una metodología de trabajo se puede empezar a trabajar en la felicidad de las personas. En el ámbito laboral una persona se siente feliz a partir de la autonomia, la maestría y el propósito. La autonomia es la capacidad de controlar el propio destino. La maestría es el sentimiento de estar mejorando en algún aspecto profesional o personal, es importantísimo estar continuamente aprendiendo, convirtiendonos en mejores profesionales. El propósito es saber que servimos a algo más grande que nosotros mismos, el sentimiento de pertanecer a un grupo con unos objetivos. Si trabajamos sobre estas tres patas, aumentaremos también la felicidad de las personas del equipo y en consecuencia su productividad.

Te ha gustado el post? Ayúdanos a dar a conocer Scrumízate i comparte este post en la redes sociales para que llegue a más personas o envíalo a alguien a quien también le pueda interesar. Gracias!

También te puede interesar...
Pitu Sabadí
Pitu Sabadí
TDD and Agile enthusiast - CEO at Pease Networks

CEO en Please Networks. Fullstack developer y believer en la vida real. Me gusta el trabajo en equipo y conseguir objetivos colectivos. Desarrollando con PHP y AngularJS. AWS para la infraestructura. Amante del agile y el TDD. Training Cloud y Scrumízate mis proyectos personales.